Alerta Tributaria – Informe No. 000083-2021-SUNAT/7T0000

NO SE ENCUENTRA GRAVADA LA GANANCIA QUE OBTENGA LA PERSONA NATURAL PRODUCTO DEL EXCESO OBTENIDO POR LA COBRANZA DE UN CRÉDITO

Se plantea el supuesto de la existencia de un crédito (cuenta por cobrar), cuyo titular es una persona jurídica domiciliada en el Perú, que producto de su disolución y liquidación lo transfiere a favor de uno de sus accionistas persona natural, quien adquiere el crédito bajo la modalidad sin recurso (asumiendo el riesgo crediticio del deudor). Una vez transferido el crédito a favor del accionista (persona natural domiciliada o no domiciliada), este último ejerce su derecho al cobro, y para ello realiza diversas actividades dirigidas única y exclusivamente a obtener la satisfacción de la deuda, generando como consecuencia una ganancia.

En dicho contexto, se consulta ¿qué categoría de renta corresponde atribuir al accionista producto de la ganancia obtenida?, siendo que la Administración a través del Informe No. 000083-2021-SUNAT/7T0000 señala lo siguiente:

“La ganancia obtenida por dicho accionista (persona natural domiciliada o no domiciliada) constituida por el importe que este percibe producto de la cobranza de dicho crédito, en la parte que excede el valor de mercado de la cuenta por cobrar que previamente le fue transferida, no constituye ingreso gravado con el impuesto a la renta, y, por ende, no califica en ninguna de las categorías de renta para efectos de dicho impuesto”.

La Administración arriba a dicha conclusión porque considera que el valor de mercado atribuido a dicho crédito a la fecha de su distribución (oportunidad en que se transfiere al accionista producto de la disolución y liquidación de la persona jurídica) es menor a su valor nominal, por lo que, como consecuencia del cobro del crédito obtenido por la persona natural, esta obtiene, además de los dividendos antes mencionados, una ganancia constituida por el importe que percibe producto de dicha cobranza, en la parte que esta excede el aludido valor de mercado de la cuenta por cobrar que previamente le fue transferida.

Ahora bien, la Administración considera que el importe que excede al valor de mercado de la cuenta por cobrar que fue transferida al accionista, y cuyo pago es obtenido por este, califica como un ingreso para él, sin embargo, dicho ingreso no constituye renta gravada con el impuesto a la renta al no encontrarse comprendido dentro de los supuestos gravados contemplados por dicho impuesto.