Diferencias entre las NIIF y el Impuesto a la Renta

Diferencias entre las NIIF y la tributación

En la actualidad, es común que surjan dudas acerca de las diferencias entre las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) y la tributación. En esta ocasión, abordaremos estas diferencias y aclararemos conceptos clave con la valiosa contribución de Marysol León, CEO de Quantum Consultores.

El Esquema de Determinación Tributaria

Entendiendo la Base Tributaria

Para comprender estas diferencias, primero debemos tener en cuenta que el esquema de determinación tributaria está regulado por la Ley del Impuesto a la Renta (LIR). La LIR establece qué rentas están sujetas a impuestos, qué egresos pueden considerarse como costos deducibles y cómo calcular la renta neta.

La renta neta se calcula teniendo en cuenta factores como las diferencias de cambio que reducen la renta bruta y las pérdidas tributarias de ejercicios anteriores, lo que nos lleva a calcular el Impuesto a la Renta con una tasa del 29.5%.

El Punto de Quiebre: NIIF vs. LIR

Diferencias en el Cálculo Operativo

Aunque el esquema tributario es claro, la controversia surge en el cálculo operativo. La renta neta imponible, punto de partida para el cálculo del Impuesto a la Renta, se basa en el resultado contable. Sin embargo, este resultado contable, derivado de las NIIF, no siempre es equivalente a la renta neta imponible, y aquí es donde se presentan las diferencias cruciales.

Diferencias Fundamentales

Valor Razonable vs. Costo Histórico

En la LIR, se privilegia el costo histórico para considerar la capacidad contributiva. Por otro lado, las NIIF se inclinan hacia el valor razonable, que considera estimaciones y mediciones futuras. Esto complica la conciliación tributaria, que implica adiciones o deducciones al resultado contable.

Forma Jurídica vs. Sustancia Económica

Enfoque en Inversores

La LIR da importancia a la forma jurídica, mientras que las NIIF se enfocan en la sustancia económica. Las NIIF se centran en proporcionar información relevante a los inversores, considerando tanto los números actuales como la realidad económica, en lugar de enfocarse solo en la forma jurídica.

Titularidad Jurídica vs. Control

Un Enfoque Más Amplio

La LIR se centra en la titularidad jurídica de los bienes, mientras que las NIIF priorizan el criterio de control, que es más amplio y se enfoca en la terminología contable. Esto dificulta la conciliación tributaria, pero permite un enfoque más completo de la realidad económica.

Recomendaciones de Quantum Consultores

Cálculos y Conciliación Tributaria

Quantum Consultores recomienda a las grandes empresas realizar estos cálculos de manera periódica, no solo al final del ejercicio, sino mensual o trimestralmente. Esto facilita la conciliación de las diferencias y convierte el resultado contable en renta neta imponible, considerando adiciones o deducciones por estimaciones, formas de medición y enfoque económico.

Conclusión

Las diferencias entre las NIIF y la LIR pueden ser desafiantes, pero comprender los criterios mencionados permite desarrollar una conciliación efectiva. Esto convierte el resultado contable en la base tributaria y, aunque puede implicar ajustes hacia arriba o hacia abajo, refleja una visión más precisa de la situación financiera y económica de la empresa.

Recuerda que, en el mundo tributario, la planificación y la conciliación son clave para una gestión financiera efectiva.

Quantum Consultores pone a tu disposición nuestro servicio de:

Si tienes alguna duda o consulta, no dudes en contactarnos.

Marysol-03

MARYSOL LEÓN H.

Socia y Gerente General

Monica-02

MÓNICA VILLAR B.

Eduardo-02

EDUARDO HUAYANCA G.

También te puede interesar

Sujeto Sin Capacidad Operativa en el Panorama Tributario Peruano

Descubre cómo el concepto de Sujeto Sin Capacidad Operativa (SSCO) afecta el Panorama Tributario Peruano y qué medidas deben tomar las empresas para evitar esta clasificación.

¿Cómo optimizar la carga fiscal del Impuesto a la Renta 2023?

Se acercan los plazos de vencimiento para que las empresas presenten y declaren su Impuesto a la Renta mediante la Declaración Jurada Anual, por tal razón las compañías deben estar preparadas para hacer frente a esta obligación tributaria, de lo contrario podrían estar expuestas al pago de multas e intereses.